Es el año 2002 , cuando nace elproyecto por el que había soñado Rubén Iglesias, que no era otro más que crear su propia bodega donde elaborar un gran vino.
 
Joven emprendedor, con la titulación de Ingeniería Técnica Agrícola y con un master en Enología, y con gran experiencia en la viticultura de la Ribera Del Duero.
 
Aprovechando los recursos y conocimientos con los que contaba, y con el apoyo de la familia Medrano Martín, se embarcó en un proyecto ilusionannte.

Actualmente Rubén y su esposa Mónica comparten trabajo e ilusión por el vino, y que poco a poco van trasmitiendo a sus hijos Sara y Mario.